Son tantos los establecimientos que operan irregularmente en el Valle de Guadalupe, que el Gobierno Municipal de Ensenada advirtió que procederá a clausurar negocios si es que no justifican y se regularizan con sus permisos.

La «dama de hierro» del actual Ayuntamiento, Rebeca Mungaray, directora de Comercio, Alcoholes y Espectáculos, informó que están bajo investigación alrededor de 100 vinicolas y restaurantes en la Ruta del Vivo.

En el último recorrido realizado por las autoridades, descubrieron 30 restaurantes nuevos que no llegan ni a seis meses de haber abierto.

A los irregulares se les ha dado chance de operar, siempre y cuando se comprometieran a cumplir con su proceso de regularización, pero muchos no lo han hecho. Por lo que llegó el momento de cerrarles.

Hay también mucho mañoso que solicitan permiso como «promotor del vino», cuando en realidad es restaurante, pagando solamente 82 mil pesos por el permiso, cuando lo que deberían  cubrir son de 278 mil a 540 mil pesos.

En este municipio es donde este tipo de permiso tienen el más bajo costo de BC , en Tijuana o Mexicali llegan a costar el doble o triple.