El Centro Empresarial de Ensenada (Coparmex) dirigió un oficio al presidente municipal Marco Novelo, así como a todos y cada uno de los regidores del XII Ayuntamiento, para manifestarles su inconformidad por la ubicación que tuvieron este año los festejos del Carnaval.

En contra de que se haya elegido el Bulevar Costero  -en la entrada a la ciudad- para instalar lo que se promueve como «la fiesta más grande del estado», los empresarios piden al primer edil y demás representantes de Cabildo que la organización del Carnaval debe ser tomado con seriedad tanto en su planeación como celebración.

Dicen que la ubicación fue muy desafortunada, que provocó caos vial y mala imagen ante los visitantes y turistas.

Reprochan que no se consideró el derecho de los negocios establecidos en la zona, quienes no pudieron operar con normatividad. Algunos de los más de 100 negocios que operan sobre esa vialidad tuvieron que cerrar por completo esos días, generando pérdidas en sus ingresos, y afectando la fuente de empleos que sostienen. Le preguntan a la autoridad municipal: ¿Quién los compensará?, ¿el Ayuntamiento?, ¿el comité organizador?

«Entendemos que la premura con que se organizó el festejo puede obligarnos a pasar por alto algunos detalles, pero el instalar juegos mecánicos con suministro de energía eléctrica frente a una estación de gasolinera, sin un dictámen de protección civil, o cerrar vialidades frente a un servicio de ambulancias, sencillamente rebasan todo sentido común», plantean.

Firmada por Jorge Nava Jiménez, presidente de Coparmex, y Enrique Vázquez Moreno, de la comisión de Desarrollo Regional, rematan la misiva haciendo un llamado enérgico al Cabildo Municipal para que en próximas ediciones lleven a cabo los festejos del Carnaval de forma ordenada, pacífica y exitosa.