Productos y Recursos

CUIDAN DEL CHORLO NEVADO

El chorlo nevado es un ave playera que entre abril y agosto pone sus nidos en las playas arenosas de Ensenada, Baja California, principalmente en el área de Playa Hermosa y el Estero de Punta Banda.

Debido a que se trata de una especie catalogada como amenazada, es decir, susceptible a extinguirse en el futuro, la asociación civil Terra Peninsular continuará con la campaña “La playa es de todos”, que comenzó en la primavera del 2018.

La temporada de reproducción del chorlo nevado –Charadrius nivosus- coincide con el periodo de vacaciones, por lo que estas aves se enfrentan a muchas amenazas, como ser perseguidos por perros sin correa o vehículos que aplastan a las aves y sus nidos.

“Si los chorlos nevados no logran reproducirse, entonces la especie corre el riesgo de extinguirse en el futuro, es por eso que es una especie catalogada como amenazada en México”, explicó Jonathan Vargas, asociado a Proyectos de Conservación de Aves de Terra Peninsular y responsable del proyecto.

En la primavera y verano el chorlo nevado pone sus nidos en la arena y cerca de las dunas. Para garantizar que los nidos sobrevivan, en abril se instaló un cerco de protección temporal en Playa Hermosa frente a Pacífica at Ensenada Bay y próximamente se instalarán otros dos cercos, uno en la playa El Ciprés y otro en el Estero de Punta Banda.

Este cerco también se instaló en el 2018 sobre la playa y dentro nacieron 9 chorlos nevados. Aunque es una cifra pequeña, es un logro importante en la conservación de esta ave playera amenazada. Los resultados de la primera parte de la campaña se pueden consultar en http://terrapeninsular.org/resultados-la-playa-es-de-todos-2018/

Ensenada recibe al menos el 5% de la población de la costa del Pacífico del chorlo nevado, por tal motivo la bahía se designó como Reserva de Aves Playeras en el 2017.

Para compartir la playa con las aves, Terra Peninsular invita a la población a tomar sus precauciones y seguir algunas recomendaciones:

  • Pasear a los perros con correa y a una distancia mínima de 30 metros. Cuando los perros hacen volar o correr a  las aves, estas pierden energía muy valiosa que necesitan para cuidar sus nidos y buscar alimento.
  • No circular vehículos en la playa, puesto que las aves y los nidos corren el riesgo de ser aplastados.
  • No quitar las algas de la playa, ya que brindan protección y alimento para las aves.
  • Mantener la playa limpia y recoger la basura.
  • Realiza actividades recreativas cerca del agua y lejos de las dunas, por ejemplo, caminar, correr, volar papalotes o jugar al frisbee.

Este proyecto continuará gracias al apoyo del Programa de Becarios para Soluciones Costeras y el California Department of Fish and Wildlife. Más información sobre el proyecto de Terra Peninsular en http://terrapeninsular.org/soluciones-costeras-2019-2020/    %%f%Z�(%qfh%W

Deja un comentario