Salud

EL AIRE, PRINCIPAL CAUSANTE DE ENFERMEDADES

Recién se presentó el Programa de Gestión para Mejorar la Calidad del Aire del Estado de Baja California 2018-2027 y ahora hay que hacerlo funcionar, más cuando la principal causa de enfermedad en el estado son las infecciones respiratorias agudas, relacionadas con la exposición a contaminantes del aire.

Así lo enfatizó José Carmelo Zavala Álvarez, director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA): “Es vital darle vida al Proaire de Baja California, hacerlo dinámico; no depende solo del gobierno; la calidad del aire no es tarea de un solo actor, la convocatoria debe ser amplia e inclusiva, con responsabilidades compartidas y diferenciadas para todos los actores.

Proaire intenta ser un articulador de políticas públicas para mejorar la calidad del aire y el primero que existió en Baja California fue el de Mexicali, presentado por el entonces presidente Ernesto Zedillo y su secretaria de Medio Ambiente, Julia Carabias, pero a pesar de eso con el tiempo los resultados no han sido suficientemente apreciados.

Esto abre la puerta a una posible continuación de los Proaire municipales, pero se requiere una revisión histórica y crítica que evalúe el resultado de cada estrategia y acción de los anteriores; las lecciones aprendidas deben analizarse y tener presentes.

El documento, firmado por los gobiernos estatal y federal, cita datos de la Secretaría de Salud para mostrar que la principal causa de enfermedad en los bajacalifornianos en 2015 fueron las infecciones respiratorias agudas (IRAs), con 508 mil 137 casos, seguidas por las infecciones intestinales, con 140 mil 998 y las infecciones de vías urinarias, con 92 mil 683.

La mayor incidencia de IRAs se presentó en niños de 1 a 4 años, con 113 mil 547 casos, que representan el 22 por ciento del total; este padecimiento se ha correlacionado significativamente con la exposición aguda a contaminantes del aire, señala el documento, en cuya elaboración participó personal de diversas instancias del sector social, privado, gubernamental, académico y organizaciones no gubernamentales.

El sector privado tiene un rol de alto impacto en el tema, pues en Tijuana y Mexicali las empresas de transporte urbano ya desarrollan proyectos de combustible limpio, como el gas natural vehicular, y el papel facilitador del gobierno municipal para agilizar la regulación será vital para poder concretar esos proyectos.

“Ensenada estudia la renovación de concesiones de transporte si usan gas natural. Querétaro anunció que sólo renovará las concesiones de transporte público a vehículos híbridos, a gas natural o eléctricos a partir de 2020, esas son oportunidades de gran impacto en la calidad del aire y en la salud pública”, destacó Zavala Álvarez.

Para lograr un impacto positivo es vital actualizar, modernizar y ampliar la red de estaciones de monitoreo de calidad del aire en el estado, para lo cual debe jugar un papel relevante el programa de verificación vehicular, etiquetando recursos y logística para operar con certidumbre las nuevas estaciones y así tener datos confiables y en tiempo real.

Otro capítulo muy importante es el de la comunicación y educación ambiental, para elevar el interés y que la información generada también permita construir y evaluar políticas públicas, divulgando los impactos de la calidad del aire en la salud y el medio ambiente, los costos implicados y su impacto binacional.

Necesitamos una visión integral, agregó, porque la contaminación se mueve, migra con facilidad de sólido a líquido y a gas -que contamina el aire-; los residuos sólidos urbanos son un ejemplo, la basura común no recolectada se vuelve un problema sanitario; si la gente la quema, la combustión incompleta al aire libre contamina terriblemente; si no la quema, la lluvia la arrastra hasta el río y luego al océano.

 

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in:Salud