Empresarial

MAYORÍA DE EMPRESAS EN EL VALLE DE GUADALUPE OPERAN IRREGULARMENTE

Sólo 71 empresas de diversos giros ubicadas en distintos puntos del Valle de Guadalupe han completado los trámites de factibilidad de uso de suelo y licencias de construcción.

El gobierno municipal de Ensenada informó que esta cifra resultó de un pre diagnóstico realizado por la Dirección de Administración, Ecología y Medio Ambiente.

En el análisis se detectó que de 176 solicitudes ingresadas para dictámenes de uso de suelo, sólo 71 empresas cuentan con licencias de construcción concluidas que avalen todas las modificaciones, ampliaciones y edificaciones ubicadas en el interior de sus predios.

“Hay empresarios que creen que es mejor pedir perdón que permiso, construyen cabañas o terrazas; amplían bares, restaurantes, o hacen modificaciones en sus instalaciones, sin dar aviso y sin tramitar los permisos correspondientes”, afirmó el alcalde Armando Ayala Robles.

Pese a que se brindan facilidades para agilizar trámites, y que se ha tenido tolerancia para apoyar en la reactivación de la economía, no se pueden permitir ilegalidades que al final repercuten en toda la comunidad, sentenció la autoridad.

“Estas acciones no abonan en nada al desarrollo ordenado y sustentable del Valle de Guadalupe; aunado a que, el incumplimiento en materia de permisos va en detrimento de toda la población, pues son recursos que no ingresan al municipio y que pueden utilizarse en obra pública o apoyos sociales”, subrayó el primer edil.

El encargado de despacho de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente, Jorge Díaz Gutiérrez mencionó que entre los establecimientos más conocidos que registran irregularidades, destacan: Agua de Vid, Casa Frida, La Cocina de Doña Esthela y Cava Entre Santos by Santo Tomás.

En el caso de Agua de Vid no hay registro de licencia de construcción para el hotel y las cabañas ya existentes, mientras que en Casa Frida no cuentan con la licencia de construcción y dictamen de uso de suelo que abarque todas sus actividades, es decir, sólo algunas áreas están incluidas en su proyecto original.

La Cava Entre Santos no tiene licencia de construcción y La Cocina de Doña Esthela no cuenta con dictamen de uso de suelo, ni con licencia de construcción.

Se continuará trabajando en las inspecciones para detectar irregularidades, pues se debe cumplir con la normatividad vigente y evitar conductas que den la idea errónea de que no pasa nada, o de que porque son propietarios de renombre pueden estar por encima de la ley.

“En los de temas de control urbano es mejor pedir permiso que pedir perdón, porque hay edificaciones que no cumplen con lo establecido en los reglamentos, y la idea no es iniciar procesos que concluyan con la demolición de espacios como ampliaciones, cabañas, etcétera”, aseveró el funcionario.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Comments are closed.

More in:Empresarial